CONCURSO DE MICRORRELATOS EN TWITTER

Hola a todos, esta semana he organizado un concurso de microrrelatos sobre temática Zombi en Twitter. Me comprometí a subir todos los textos en mi blog, así que aquí están.

En juego había un ejemplar en papel de mi nueva novela Camping mortal. Historia de un apocalipsis. para el relato ganador y dos en digital para el segundo y tercer puesto.

MICRORRELATOS

Román Sanz Mouta, @RomanSanzMouta (SEGUNDO PREMIO)

Desperté aletargado, sin saber dónde estaba o qué día era. Me levanté y deambulé por esa casa desconocida, esquivando bultos cárnicos sin centrar mi atención,.

Salí a la calle, desierta y roja. Caminé perdido, cansado, hambriento. Vi un transeúnte, me acerqué. Quería preguntarle acerca de mi ubicación, pero me sorprendí abalanzándome, mordiendo sus partes blandas, deliciosas.

Ahí regresaron los recuerdos, fui consciente, sin remordimientos. Lo devoré tranquilo, rodeado de hermanos.

Estoy en el bando equivocado, pero vamos a subsistir y perdurar.

David V. Corelli @DVCorelli

Le quise tanto que no me quedó otro remedio que dispararle.

Fran Castillo @fracasserr (TERCER PREMIO)

Despertó en mitad de la noche. La tela de la tienda de campaña le presionaba la cara. Se apartó, revolviéndose dentro del saco de dormir. Notaba como algo aplastaba la tienda desde fuera. Palpó a tientas y comprobó que había gente empujando. Gritó a sus amigos que pararan, como broma ya estaba bien. Le respondieron unos gemidos aterradores. Su pulso se aceleró. La cremallera del saco se atascó. Apenas veía. La tela se rompió antes de que consiguiera salir de la tienda y un montón de malolientes zombis cayó sobre él. No podía escapar. Era hombre muerto.

Laura Mars @LauraMarsAutora (PRIMER PREMIO)

Nos habíamos aislado a tiempo. Vimos con ilusión nuestro sueño desarrollarse en la televisión. Cada vez había más países afectados. ¡Habíamos logrado el apocalipsis zombi!

Esperamos varios meses sirviéndonos de nuestras provisiones. Mirábamos las escopetas con anhelo, pero nos habíamos prometido que esperaríamos. Queríamos que los zombis estuviesen más lentos. No éramos idiotas y queríamos vivir, mejor dicho, sobrevivir. El primer día que salimos a disparar fue un éxito. ¡Cuánto gozo! Si no me hubiesen mordido en el cuarto día…

Ricardo Zamorano @RizavalRZ

Ya no existía la ley; era una de las ventajas del desastre. Al fin mi padre me dejaba conducir la furgoneta. Las armas daban una sensación de poder irresistible, no había duda. Sin embargo, atropellar a los zombis era mucho más divertido.

Daenerys de la tormenta @daenerystargari

Escondida tras aquella puerta, en la oscuridad más absoluta, sólo escuchaba esa máquina que dicen parece estar en el pecho de los mortales, el joven se acercaba y, con lo que quedaba de mis ojos, podía vislumbrar su silueta acercándose, una parte de mí ya putrefacto cerebro luchaba.

Armonía Hache @ArmoniaHache

Le miré directamente a los ojos. Entre toda aquella carne podrida y ensangrentada, pude ver un ápice de humanidad en sus ojos blanquecinos. Como un grito desesperado. Titubeé un segundo. Juro que fue tan solo un segundo. Su mordisco fue más rápido que mi bala.

Vanesa Sueiro Leyenda @SueiroVanesa

Desperté del letargo y me encontré en la habitación del viejo manicomio con paredes grises, en la cama, una especie de bulto bajo sábanas, goteros y pitidos. Paredes sucias y pintadas, muebles rotos y desperdigados, aún se notaba el olor de la pólvora. Sangre. En ese preciso momento te das cuenta de que la vida se escurre, realidad y pánico, supervivencia… Tú o Yo, vísceras por todas partes, es ya irremediable, no tienes cura… Aprieto el gatillo, ya vienen más por el pasillo. Me alejo, los miedos estúpidos se han ido.

Jon San José @Jon_sjb

Quedamos en dar un paseo por un sitio que no habíamos visitado nunca. Cuando nos acercamos, empezamos a escuchar algo raro desde lo que parecía un camping. El sonido provenía de un grupo de zombis devorando cerebros, era todo un #CampingMortal

La ratita de biblioteca @ratita_debiblio

Mi naturaleza me pide alimentarme de otros seres humanos, fui infectada demasiado pronto, como primera zombie salida de un laboratorio, no sé qué pasó, solo sé que voy a destruir la raza humana en pocos días, quiero morir ahora que aún no he dañado a nadie, por favor mátame. La chica que encontré repetía esto una y otra vez, pero cuando alguien se acercaba, obedecía a sus instintos y devoraba a la persona en cuestión en el #campingmortal

Muchas gracias por participar, mi felicitación más sincera a los ganadores, me han gustado mucho todos los relatos y me hubiera encantado premiaros a todos, pero mi economía no me lo permite, je je.

Nos leemos.


About the author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *